En ocasiones, al forzar nuestro cuerpo cuando practicamos ejercicio, aparece lo que se conoce como fatiga muscular. Ésta es la responsable de que nos sintamos agotados e, incluso, de que no tengamos fuerzas suficientes para poder continuar realizando el ejercicio. Esto nos causa una sensación de dolor muscular en todo el cuerpo, además de ocasionarnos una respiración acelerada y un aumento notable del ritmo cardíaco, entre otros marcadores que podemos experimentar.

En este artículo vamos a analizar algunos trucos muy efectivos para saber cómo recuperarse rápido de una fatiga muscular o disminuir y sus efectos. Te lo explicamos con más detalle a continuación.

¿Qué es la fatiga muscular?

La fatiga muscular es una sensación de cansancio ocasionada por un agotamiento excesivo de las fibras musculares de nuestro cuerpo. Ésta aparece como consecuencia de un desgaste físico al realizar un ejercicio constante o un entrenamiento intenso. Así, esto se ocasiona cuando sufrimos una pérdida total o parcial de nuestra capacidad física, la cual nos impide seguir realizando una actividad física como, por ejemplo, correr o entrenar en un gimnasio.