Tradicionalmente, los ejercicios de cardio han estado fuertemente ligados a la oxidación masiva de grasas y, por ende, a la pérdida de peso. Sin embargo, para lograr un buen estado de forma físico es fundamental mantener el equilibrio entre los ejercicios de musculación y los de cardio.

En los últimos tiempos hemos asistido a un debate en torno a cuándo es mejor hacer el entrenamiento de cardio, si antes o después de los ejercicios de musculación. Aunque las actividades sean las mismas, lo mejor suele ser optar por hacer primero los ejercicios de musculación y dejar las actividades de cardio para después. Da igual que hagas el entrenamiento de cardio en casa o en el gimnasio: dejarlo para después es, para muchos, la opción más recomendable.

Pero, ¿esto siempre es así? ¿Afecta invertir el orden de los ejercicios? ¿Qué es mejor, hacer cardio antes o después de entrenar? ¿Cómo afecta esto a la nutrición? ¿Qué orden seguir para maximizar la adquisición de masa muscular y la pérdida de peso?