Vicente del Bosque ha dejado huella en la historia de nuestro país para la posteridad. Tras su paso como futbolista profesional dio el salto a los banquillos llegando a conquistar en dos ocasiones la máxima competición europea de clubes, la Liga de Campeones, en el año 2000 y 2002. Entrenador de los llamados Galácticos, terminó su carrera en el Real Madrid en el 2003 después de 4 años. El resto es historia. Desde el banquillo, llevó a la Selección Española de Fútbol a alcanzar el Mundial de selecciones de 2010 de Sudáfrica. Dos años más tarde repetiría la hazaña en Europa, conquistando la Eurocopa 2012.