El entrenamiento personal, como su nombre indica, es un entrenamiento basado en las necesidades de un individuo concreto. A la hora de elaborar un plan de entrenamiento personal, el instructor debe tener en cuenta cuáles son los objetivos y las metas del cliente, pero también cuáles son sus capacidades y limitaciones, de esta forma se consigue que el entrenamiento personal sea mucho más efectivo y se evita sufrir cualquier tipo de lesión. Los entrenamientos personales son individuales y a medida, ahora bien, podemos encontrar varios tipos de entrenamiento personal en función del grupo de músculos y de los objetivos que trabaja. A continuación, te explicamos cuáles son los diferentes tipos y qué se puede conseguir con cada uno de ellos. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el entrenamiento personal?

El entrenamiento personal es un tipo de entrenamiento adaptado a las necesidades específicas de un individuo. A la hora de elaborar un plan de entrenamiento personal, el profesional del deporte debe encargarse de explorar cuáles son los objetivos del cliente, cuál es su estado de salud y condición física, cuánto tiempo dispone para cumplir sus metas y otra serie de características. El entrenador personal ofrece un asesoramiento personal, confecciona un plan y motiva a los clientes para que entrenen. Por supuesto, se encarga de enseñar cómo realizar los ejercicios de manera adecuada para evitar lesiones.

Tipos de entrenamiento personal

El entrenamiento personal puede ser de varios tipos, en función del grupo de los músculos que se trabajan, de los objetivos que se pretenden conseguir con él y de los materiales empleados. Estos son los principales tipos que podemos encontrar:

Entrenamiento funcional

Este entrenamiento tiene como fin mejorar la condición física en general. El entrenamiento personal del tipo funcional se basa en preparar los músculos para las actividades del día a día de manera que se mejore el rendimiento deportivo de cada persona y se reduzcan los riesgos de sufrir lesiones. El entrenamiento personal es de gran utilidad, así mismo, para adelgazar y para tonificar. Este prepara los músculos para realizar actividades cotidianas con mayor facilidad. Por lo general, en el entrenamiento funcional se suele hacer uso de TRX, bandas elásticas, pelotas de peso o mancuernas.

Entrenamiento para deportistas

En este caso, el entrenamiento personal lo que pretende es preparar al deportista de una modalidad específica de manera que se mejore su rendimiento y los resultados. Puede utilizarse, por ejemplo, para mejorar la velocidad, así como también la agilidad, la fuerza, la condición física…

Entrenamiento de fuerza

El objetivo principal de este tipo de entrenamiento personal es definir y ganar masa muscular. Por lo general, este tipo de entrenamiento se lleva a cabo en una sala de gimnasio, ya que en ella se encuentra todo el material necesario para poder trabajar y realizar ejercicios de manera progresiva. En el entrenamiento de fuerza se trabajan diferentes grupos musculares, como pueden ser las piernas, los glúteos, el pecho y el core, pero también los bíceps, los tríceps o la espalda. Por lo general, se hace uso de pesas, mancuernas y máquinas. Ello ayuda a conseguir un cuerpo más esbelto y tonificado y, por consecuente, a ganar fuerza muscular.

Entrenamiento para adelgazar

Se trata de uno de los tipos de entrenamiento personal más elegidos en la actualidad. El objetivo de este tipo de entrenamiento personal es ayudar a la persona que lo realiza a bajar de peso. El entrenamiento personal, en este caso, tiene como fin ayudar a alcanzar el peso ideal con una serie de rutinas específicas. Además, el entrenador personal puede encargarse también de ofrecer una dieta especifica o información sobre la alimentación saludable a tener en cuenta. Por lo general, el entrenamiento para adelgazar está pensado para quemar grasa muscular, pero también para mejorar la resistencia y ganar mayor fortaleza en el deporte o en la actividad física en general.

Entrenamiento para la rehabilitación de lesiones

Los entrenamientos para la rehabilitación de lesiones son también un tipo de entrenamiento personal, puesto que están pensados para ayudar a recuperarse de las lesiones específicas. Estos entrenamientos tienen como fin acelerar la recuperación y aumentar la movilidad en la zona afectada. Los entrenamientos para la rehabilitación de lesiones son útiles así mismo para tratar el dolor en zonas específicas, así como para aumentar la energía. Así pues, una persona con dolor de cuello o de espalda —derivados, principalmente, del estrés, la falta de ejercicio, una mala postura o un movimiento forzado y mal ejecutado— puede encontrar una solución a sus males con este tipo de entrenamiento. A parte de ayudar a la recuperación, el ejercicio físico puede utilizarse también para aumentar la energía, fortalecer el sistema inmune, mejorar la confianza en uno/a mismo/a y la autoestima, e incluso a mejorar el estado de ánimo —el ejercicio ayuda a despejar la mente—.

Entrenamiento grupal

Los entrenamientos grupales pueden ser también un tipo de entrenamiento personal, aunque son mucho más generales. En este caso, los integrantes suelen perseguir los mismos objetivos, como puede ser adelgazar. El entrenador personal se encarga de realizar un plan de entrenamiento general que no suponga ningún riesgo para ninguno de los asistentes. El entrenamiento grupal puede realizarse en ejercicios conjuntos o compartiendo un mismo espacio. Es decir, un entrenador personal puede llevar a cabo también el entrenamiento de varios de los participantes de manera simultánea, aunque con ejercicios específicos para cada uno, en función de sus necesidades especiales. Una de las ventajas del entrenamiento grupal es que aumenta la motivación para realizar ejercicio, por ejemplo, con actividades de spinning.

Entrenamiento online

Por último, pero no menos importante, se encuentra el entrenamiento personal online. Este tipo de entrenamiento es el que se realiza en casa. Para ello, lo único que se necesita es una buena conexión a internet. El cliente habla directamente con el entrenador personal mediante videollamada. Este le confecciona un plan específico en función de sus necesidades y adaptado al material deportivo que tiene en casa. Este tipo de entrenamiento personal puede cumplir con cualquiera de los objetivos mencionados en el punto anterior.