• Los carbohidratos son la fuente de energía más importante del cuerpo porque proporcionan las calorías necesarias para mantener la actividad diaria.
  • Los simples se caracterizan por producir altos picos de glucosa debido a su rápida digestión.
  • Los complejos se asimilan en el organismo más lentamente y permiten que el nivel de azúcar se incremente gradualmente.

Para lograr una dieta equilibrada se necesitan tres macro nutrientes; proteínas, grasas y glúcidos o hidratos de carbono, también llamados carbohidratos, que pueden ser simples y complejos según su estructura química.

Entre el 45 y el 65 % de las calorías que ingiere un humano diariamente deben provenir de los carbohidratos, según aconseja la Academia Nacional de Medicina de Estados Unidos (NAM).