A todos/as nos gusta vernos estupendos/as y sentirnos a gusto con nuestro cuerpo. La grasa se acumula muy fácilmente en el cuerpo, sobre todo si no estamos acostumbrados/as a practicar ejercicio o tenemos unos hábitos de alimentación poco saludable. Es en estos casos cuando aparece la molesta grasa localizada, aquella que tenemos perfectamente ubicada y que tanto nos cuesta deshacernos de ella.

Déjame decirte desde ya que no existe ningún remedio milagroso para acabar con la grasa localizada, así como tampoco con la grasa general, aunque eso no significa que esta no pueda ser eliminada —cosa que puede resultar más fácil de lo que parece si se hacen las cosas bien—. Internet es un mar sin fondo y en él podemos encontrar una gran cantidad de mitos que a la hora de la verdad no sirven para nada —como el obsesionarse con las repeticiones para acabar con la grasa localizada, o el consumir té verde y otros “quemagrasas” para acabar con esta—.

Si queremos eliminar la grasa localizada es fundamental que te deshagas de las falsas creencias y que te enfoques en lo que realmente es efectivo —como vamos a ver más abajo—. A continuación, te explicamos cómo eliminar la grasa del cuerpo de manera efectiva mediante el esfuerzo personal de cada uno/a de nosotros/as. Sigue leyendo este artículo para saber cómo hacerlo.