A todos/as nos gusta vernos estupendos/as y sentirnos a gusto con nuestro cuerpo. La grasa se acumula muy fácilmente en el cuerpo, sobre todo si no estamos acostumbrados/as a practicar ejercicio o tenemos unos hábitos de alimentación poco saludable. Es en estos casos cuando aparece la molesta grasa localizada, aquella que tenemos perfectamente ubicada y que tanto nos cuesta deshacernos de ella.

Déjame decirte desde ya que no existe ningún remedio milagroso para acabar con la grasa localizada, así como tampoco con la grasa general, aunque eso no significa que esta no pueda ser eliminada —cosa que puede resultar más fácil de lo que parece si se hacen las cosas bien—. Internet es un mar sin fondo y en él podemos encontrar una gran cantidad de mitos que a la hora de la verdad no sirven para nada —como el obsesionarse con las repeticiones para acabar con la grasa localizada, o el consumir té verde y otros “quemagrasas” para acabar con esta—.

Si queremos eliminar la grasa localizada es fundamental que te deshagas de las falsas creencias y que te enfoques en lo que realmente es efectivo —como vamos a ver más abajo—. A continuación, te explicamos cómo eliminar la grasa del cuerpo de manera efectiva mediante el esfuerzo personal de cada uno/a de nosotros/as. Sigue leyendo este artículo para saber cómo hacerlo.

¿Qué es la grasa localizada?

La grasa localizada es igual que cualquier otro tipo de grasa que puede acumularse en nuestro cuerpo, solo que esta se encuentra ubicada en una zona específica. Cuando hablamos de grasa localizada nos referimos a aquellas pequeñas zonas en las cuales se acumula la grasa, como pueden ser las piernas, el abdomen o los flancos.

¿Es posible eliminar grasa localizada?

La respuesta es sí, pero no como creemos. Y es que, por muchos ejercicios que realicemos o por mucho que trabajemos una zona específica, la grasa no va a desaparecer —al menos no tan rápidamente—. La grasa localizada se acumula en las partes del cuerpo que son más propensas a ello, lo que las convierte en una de las últimas zonas en reducirse. Y no, no existen ejercicios ni tratamientos para eliminar la grasa localizada sin cirugía 100% efectivos. Para eliminar la grasa debemos trabajar de manera general la combustión de calorías. Para que te hagas una idea, hacer mil abdominales no te ayudará a eliminar únicamente la grasa del abdomen, servirá para trabajar de manera general —entre la cual se incluye la zona con grasa localizada—. Cómo quitar la grasa de las piernas o cómo proceder a la eliminación de la grasa corporal se consigue con ejercicio y con una buena alimentación —ahora lo explicamos con más detalle—.

Aunque es cierto que los ejercicios dirigidos a áreas específicas del cuerpo, como pueden ser los de la zona abdominal, pueden utilizar la grasa intramuscular como fuente de energía, estos no oxidan la grasa subcutánea de la zona —que es la que realmente nos interesa, ya que la otra es mínima y no influye en nuestra salud—. Un estudio publicado en el año 2011 en Strength and Conditioning Journal demostró que los ejercicios realizados en la zona abdominal no eran efectivos para eliminar grasa localizada de manera preferencial. Para ello, se compararon los resultados entre varios grupos que realizaron siete ejercicios abdominales y los que trabajaron de manera más genérica, demostrando que apenas había diferencia entre unos y otros en lo que se refiere a la eliminación de grasa localizada. También podemos encontrar otros estudios en esta misma línea, como el realizado por la Asociación Americana de Salud, Educación Física y Recreación o el publicado en la Journal of Sports Sciencie & Medicine (2014).

Es decir, realizar ejercicios específicos en una parte del cuerpo no tiene por qué quemar la grasa de esta área. El cuerpo es una unidad funcional y, por tanto, actúa en conjunto. El gasto calórico que se aplica afecta a todo el organismo, por ello, los trabajos deben enfocarse en algo más genérico —pero más efectivo y práctico—. La actividad de un músculo específico, pues, no produce una pérdida de grasa en la zona —como, por ejemplo, cuando nos preguntamos cómo quitar la grasa de las piernas—.

Cómo eliminar la grasa del cuerpo

Lo primero y más importante es no desanimarse. Debes tener en cuenta que eliminar la grasa localizada del cuerpo es más difícil que la grasa general —como explicábamos más arriba, pero no es imposible—. Por lo tanto, si percibes que los resultados son lentos, no te desesperes. Todo el trabajo que están haciendo merece la pena. Por otro lado, evita obsesionarte. Ten en cuenta que en este caso no se aplica la ley de cuanto más mejor. Cómo eliminar la grasa del cuerpo es un proceso que requiere tiempo y el organismo tiene un límite para quemar una cantidad de grasa específica de manera continuada. Por último, y no menos importante, recuerda los siguientes consejos para proceder a la eliminación de la grasa corporal de manera efectiva.

Eliminación de la grasa corporal: actividad física general

Tal como recomiendan los expertos, debido a que no existen fórmulas milagrosas, los ejercicios más recomendados para responder a cómo eliminar la grasa del cuerpo son aquellos que trabajan el cardio. Así mismo, una de las fórmulas más efectivas es aquella que combina el cardio con un trabajo generalizado de dos a tres días a la semana. Por supuesto, influye mucho las cuestiones de genética, patologías, antecedentes familiares… puesto que cada cuerpo es distinto. Lo único que hay que tener es constancia y paciencia. Los resultados aparecerán.

Eliminación de la grasa corporal: alimentación

Por supuesto, lo primero que debemos hacer es cambiar los hábitos alimenticios y tener una vida saludable. Lo recomendado es organizar un menú semanal y no saltarnos la dieta, evitando consumir alimentos poco saludables. Se debe buscar una combinación de frutas y verduras, entre otros alimentos, que aporten las calorías que necesitamos. Lo fundamental es no consumir más calorías de las que gastamos a diario. Ojo, no se trata de dejar de comer o proceder a realizar una dieta extrema puesto que —aparte de comprometer nuestra salud— también podemos generar el efecto contrario. Lo que ocurre en este caso es que el cuerpo comenzará a ahorrar los lípidos para contar con reservas, además de que en este estado las nuevas grasas serás más fácilmente acumulables.

¿Cuándo empieza el cuerpo a quemar grasa?

Por lo general, el cuerpo empieza a quemar grasas cuando el corazón entrena por encima del 83% de la Frecuencia Cardíaca Máxima (FCM). Ahora bien, no sobrepases los 30 minutos en este estado ya que existe un límite para quemar grasas y las siguientes que se quemarán serán las de los músculos.