En ocasiones el cuerpo humano nos envía señales para indicarnos que algo está fallando o que algo no estamos haciendo bien. Nuestro organismo es una compleja maquinaria que sabe identificar a la perfección cuando algo no va bien, y no solo eso, nos envía todo tipo de señales —que en muchas ocasiones denominamos como síntomas— para avisarnos de que algo le ocurre.

El sobreentrenamiento se produce cuando nos excedemos al realizar ejercicio físico. Nuestro cuerpo, a través de los diferentes síntomas de sobreentrenamiento, nos avisa de que debemos bajarle la intensidad al entrenamiento si no queremos sufrir daños mayores. Y es que, en muchas ocasiones, los métodos que empleamos para entrenar nuestro cuerpo y nuestros músculos se exceden de nuestras limitaciones —independientemente de que lo hagamos en un gimnasio o nos centremos en ganar masa muscular en casa—. Y no solo al trabajar nuestra masa muscular, también con cualquier otro tipo de actividad física. Por ejemplo, forzando a nuestro cuerpo a correr, o al practicar un deporte específico, etc.

El problema es que el excederse en el entrenamiento desemboca en varios síntomas de sobreentrenamiento que pueden ser perjudiciales para nuestra salud y que, si no tomamos las medidas necesarias, pueden derivar en problemas más serios como la rabdomiólisis —o lo que es lo mismo, destrucción del músculo esquelético—. A continuación, te explicamos cuáles son los síntomas de sobreentrenamiento, así como los métodos más efectivos para prevenirlo con fórmulas adecuadas para conseguir masa muscular en casa o en el gimnasio —y dietas para ganar masa muscular— sin forzar al organismo.