• Es la capacidad que tiene el organismo de utilizar distintas fuentes de energía en base a sus necesidades.
  • Se necesitará un tipo de sustrato de energía distinto en función de la intensidad del ejercicio físico.
  • Existen algunas herramientas alimenticias o deportivas para mejorar la flexibilidad metabólica.

Tener una buena flexibilidad metabólica consiste en que el cuerpo humano es capaz de utilizar indistintamente grasa o glucosa como fuente de energía en base al contexto o estado en el que se encuentre éste.

Dicho de otra manera, la flexibilidad metabólica (FM) significa tener la capacidad de acceder rápidamente al sustrato que posibilitará contar con energía, según la necesidad y disponibilidad, lo que también tiene una relación directa con la resistencia a la insulina. Un déficit de esta flexibilidad metabólica puede ser la causante de la aparición de enfermedades como diabetes tipo 2 u obesidad.

El cambio en la oxidación del sustrato de energía será diferente en función del tipo y la cantidad de nutrientes disponibles. De esta forma, si un deportista goza de buena flexibilidad metabólica, tendrá una mejor oxidación de grasa corporal y, como consecuencia de ello, un óptimo rendimiento deportivo.

Se necesitará un tipo de sustrato de energía distinto en función de la intensidad del ejercicio físico. Además, se requerirá de un número mayor de glucosa a mayor intensidad del ejercicio mientras que, a menor intensidad, habrá un mayor uso de grasa.

La flexibilidad metabólica adquiere gran importancia, ya que si el metabolismo es más flexible tendrá mayor facilidad para que las mitocondrias escojan de forma adecuada el sustrato de energía que necesita el organismo para poner en marcha una acción específica, lo que se traduce en salud y bienestar.

 mejorar la flexibilidad metabolica

¿Cómo alcanzar o mejorar la flexibilidad inmuno metabólica?

Existen algunas opciones para conseguir flexibilidad metabólica, como la de realizar una restricción calórica intermitente o ayuno, y así optimizar la FM activando las vías de oxidación de la grasa. Algunos suplementos como la l-tirosina, un aminoácido no esencial, antiinflamatorios naturales o sensibilizadores a la insulina permiten obtener esta flexibilidad metabólica.

Se ha demostrado también que practicar ejercicio físico con intensidad baja antes de desayunar por la mañana reduce el nivel de glucosa en sangre y, por ejemplo, que una rutina de ejercicios que permita ganar masa muscular hará que haya más reservas de glucógeno y por tanto menor cantidad acumulada de grasa.

 

Webgrafía y Bibliografía

1. Galancho, I (11 de enero de 2022). Flexibilidad metabólica, carbohidratos y grasas.

2. Ortiz, J (7 de junio de 2020). Flexibilidad metabólica y ejercicio. Mundo entrenamiento.

3. Rolando, C (5 de noviembre de 2020). 6 Herramientas Para Conseguir Flexibilidad Metabólica. Clínica Keval+.

4. René Quinton Fundación (2 de agosto de 2021). Flexibilidad metabólica: cómo mejorarla, beneficios y su relación con el sistema inmune. René Quinton Fundación.