Su objetivo es transportar los ácidos grasos de cadena larga hacia al interior de las células y generar energía

  Se consigue a través de la ingesta de carnes y lácteos, y también existen suplementos alimenticios.

La ingesta diaria de l-carnitina, acompañado con el ejercicio físico, puede tener múltiples beneficios.