Internet, las TIC y la pandemia de coronavirus han obligado a la sociedad a avanzar hacia lo digital

          El 95 % de los estudiantes asegura sentirse satisfecho con la formación online y que gracias a ésta adquiere conocimiento más rápido

          La educación virtual, impartida por centros como Fivestars IGS, facilita el desarrollo del “ultra aprendizaje”, que consiste en aprender lo mismo en menos tiempo

El incipiente aumento de Internet en los hogares de todo el mundo, el desarrollo y puesta en práctica de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) y, por último, la aparición del coronavirus –que provocó que millones de personas se vieran obligadas a hacer teletrabajo o sus tareas en línea- obligó a la sociedad a reinventarse y abrazar lo digital antes que lo presencial.

A pesar de que en los últimos años el formato virtual estaba experimentando un crecimiento, no fue hasta la llegada de la covid cuando esto explotó. En el ámbito educativo y de la formación, un gran porcentaje de la población comenzó a realizar cursos en línea o webinars a través de la pantalla de un ordenador o dispositivo.

Durante la pandemia, el aprendizaje virtual experimentó un aumento del 16 % en 2020. Por otro lado, la industria online obtendrá, según el informe de previsiones Global Online Education Market: Forecasts from 2018 to 2023,  una tasa de crecimiento anual del 10,26 % hasta 2023 y superará los 286.000 millones de dólares de valor de mercado ese año.

Según un reporte de Statista, el 49 % de la población estudiantil en todo el mundo afirmó haberse inscrito en un curso en línea desde junio de 2020 al mismo periodo del año siguiente. Además, el 95 % de los estudiantes indicó estar satisfechos con la educación en línea y señaló que el aprendizaje basado en la web es más divertido y les ayuda a retener la información más rápido.

A pesar de algunas desventajas en utilizar el formato virtual, como la dificultad para socializar o de tener un trato directo con el profesor, con la educación virtual no existen barreras geográficas, no se pierde tiempo y dinero al desplazarse y los contenidos se actualizan constantemente. Estos largos períodos en casa y el alcance de Internet posibilitan a los alumnos desarrollar una prometedora técnica, el llamado “ultra aprendizaje”.

El “ultra aprendizaje” fue definido así por el autor Cal Newport sobre el caso de Scott Young, un alumno que estudió una carrera en el prestigioso MIT estadounidense en un año en lugar de cuatro. Se trata de una estrategia autodirigida e intensa para adquirir habilidades y conocimiento de una manera muy rápida.

Respecto a la educación deportiva, algunas empresas se anticiparon a la llegada del teletrabajo y comenzaron a apostar por lo digital y por ofrecer clases en directo a través de la web. Una de estas es Fivestars International Graduate School, recientemente valorada como el cuarto centro del mundo en el Ranking Magistri Sports de Instituciones que imparten enseñanzas relacionadas con la actividad física, el deporte y su gestión empresarial en 2021.

Audiolibros, formación en directo, clases impartidas por referentes del mundo del deporte, son solamente algunas de las herramientas de las que dispone este laureado centro y que mejoran las competencias profesionales de los alumnos que quieren obtener cursos de entrenador personal o nutrición.