Esta es una de las incógnitas que más confusión despierta entre quienes alguna vez se han planteado esta pregunta. La razón es que la mayoría piensa que el músculo más fuerte del cuerpo es la lengua, pero están equivocados. El músculo más fuerte del cuerpo es otro.

En los siguientes párrafos, desvelaremos cuál es y cómo se debe entrenar para que, así, permanezca fuerte de por vida y nos ayude a disfrutar de una buena calidad de vida.