Las proteínas son uno de los nutrientes más efectivos para aumentar la cantidad de masa muscular, ya que éstas se adhieren a las fibras de los músculos para su construcción. Aunque pueden ser asimiladas a partir de una dieta equilibrada, también la podemos obtener a través de los populares batidos de proteínas con el fin de generar unos resultados más rápidos y efectivos —como vamos a ver en este artículo—.

La razón es sencilla, aunque muchos alimentos contienen proteínas y son bajos en grasas —lo que en un principio puede parecer óptimo para nuestro ejercicio—, no siempre ocurre así debido a que no pueden consumirse en el momento necesario. Supongamos, por ejemplo, el consumo de un filete de merluza antes del entrenamiento. Este alimento es más difícil de digerir por nuestro organismo, por lo que tardamos más en asimilar las proteínas. Por esta razón, un batido de proteínas resulta más aconsejable en estos casos.

Ahora bien, la cantidad de proteínas que nuestro cuerpo necesita ingerir no siempre es la misma. Todo depende de la actividad o entrenamiento que vayamos a realizar y de los resultados que esperemos, así como de la masa muscular. A continuación, analizamos para qué sirven los batidos de proteínas exactamente, qué tipos de batidos de proteínas podemos encontrar y, por supuesto, cuándo tomar batidos de proteínas.