Para quienes buscan un equilibrio perfecto entre cuerpo y mente, el yoga se ha convertido en una de las disciplinas más aclamadas. Por un lado, ayuda a fortalecer el cuerpo y a mantenerlo activo y, por otro, se le conoce por ser fuente de serenidad y calma.

En la práctica, hablamos de una técnica que se basa en la adopción de diferentes posturas o asanas. Estas varían entre niveles. Con lo cual, podemos encontrar posturas de yoga para principiantes, personas que ya lleven un tiempo haciendo este tipo de ejercicio y aquellas que se consideran avanzadas o han hecho algún curso de entrenador personal.

Lógicamente, la complejidad irá en ascenso. En los siguientes párrafos compartiremos un listado con los diferentes nombres de posturas de yoga y las clasificaremos por niveles.

 

Posturas básicas de yoga o principales

Si estás empezando a practicar yoga, lo ideal es hacerlo de la mano de un experto. Busca algún centro donde puedas acudir y sigue al pie de la letra las indicaciones de tu monitor. Si sufres alguna lesión, infórmale. Él te indicará cuáles son los mejores ejercicios y movimientos para ti. En cualquier caso, las posturas básicas del yoga son:

Perro boca abajo

Para iniciar, esta postura deberás colocarte de rodillas en una esterilla. Estira tu espalda y brazos, apoyando la palma de tus manos en ella. Inhala y eleva las piernas al mismo tiempo que tu cadera. Mantén los pies completamente apoyados en la esterilla.

Seguidamente, separa los codos de la esterilla e inclina la cabeza hacia abajo. En esta postura de yoga es fundamental que la espalda y los brazos permanezcan estirados de manera constante.

Estocada alta

Colócate de pie en la esterilla, y adelanta tu pierna derecha. Féxionala 90o y lleva la otra pierna hacia atrás. Inclínate ligeramente y estira el tronco. Con el torso recto, levanta tus brazos hacia arriba mientras realizas respiraciones profundas. Repite el ejercicio cambiando de pierna flexionada.

Triángulo extendido

De nuevo, de pie en la esterilla, separa tus pies y colócalos de forma paralela. Levanta tus brazos y llévalos hasta una posición paralela respecto a los hombros. Gira tu pie izquierdo ligeramente y mantén el derecho formando un ángulo de 90o.

Lleva el torso hacia el lado izquierdo doblando tu cintura y sujeta tu pierna izquierda con la mano derecha. Levanta la izquierda como si quisieras tocar el techo y dirige tu cabeza en esa misma dirección.

 

Posturas de yoga intermedio

Veamos ahora cómo hacer posturas de yoga algo más complejas. Los movimientos requerirán de mayor atención y precisión.

Postura de la rueda

Túmbate en la esterilla boca arriba, deja las rodillas flexionadas y los pies apoyados en ella. Dobla tus codos y lleva las manos hacia atrás, a ambos lados de la cabeza, de manera que estas toquen completamente la esterilla. Levanta tu pubis presionando el suelo con las palmas de las manos y los pies. Formarás  una especie de puente con tu cuerpo.

Torsión de cabeza a la rodilla

Siéntate en la esterilla con las piernas separadas y extendidas. El torso debe permanecer recto. A continuación, flexiona tu rodilla izquierda, llevando el talón hacia la parte interna de tu muslo. El pie y la rodilla de la otra pierna deben apuntar al techo. Gira el torso y llévalo hacia la pierna que continúa estirada y, para acabar, sujeta el pie.

Postura del águila

Por último, para este tipo de posturas de yoga intermedio, deberás comenzar de pie con tus piernas juntas. Lo primero que deberás hacer es doblar tus rodillas unos 25o. Levanta tu pie izquierdo y entrelaza dicha pierna con la otra. La punta de los pies siempre deben mirar al suelo. Haz lo mismo con los brazos. Entrelázalos y deja tus palmas de la mano unidas.

 

Posturas de yoga avanzadas o difíciles

Solo nos queda hablar de las posturas difíciles de yoga. Es decir, las que practican las personas que llevan más tiempo haciendo estos ejercicios.

Postura de la luciérnaga

Colócate en cuclillas y apoya las palmas de las manos en la esterilla. Coloca bien tus brazos, pégalos a las rodillas y cuando estés listo estira las piernas hacia adelante, sin que éstas toquen la esterilla.

El único punto de apoyo serán tus manos. Los brazos serán los que sostengan al cuerpo.

Postura sobre la cabeza

Esta es una de las mejores posturas de yoga de este nivel, o lo que es lo mismo de las más complicadas.

Se parece a la postura que adoptamos cuando hacemos el pino, la excepción es que debes apoyar la cabeza sobre el suelo y mantener los codos y antebrazos en contacto con la esterilla. Lo más complicado es mover las piernas para adoptar distintas posiciones.

Postura del cuervo

La última de las posturas de yoga avanzadas consiste en alcanzar el equilibrio con las manos. Para ello, deberás colocarte de pie y llevar tus manos hacia el suelo.

A continuación, ponte de cuclillas y acerca tus rodillas hacia las axilas. Mantente de puntillas, levanta las nalgas y apoya las rodillas aún más en las axilas. Por último, levanta los pies.

Estas son las posturas de yoga por niveles más populares. Si vas a practicarlas, recuerda hacerlo siempre con un profesional. Especialmente si estás comenzando o eres principiante.

 

Webgrafía y Bibliografía

  1. Henríquez, K (11 de enero de 2021). ¿Cuáles son las poses de yoga más difíciles?
  2. Yoguísima (16 de abril de 2019). Posturas de yoga para intermedios