El hecho de superar las materias incluidas en un curso para formar a futuros entrenadores personales no solo capacita para ser entrenador personal y poder ejercer como tal en centros deportivos o gimnasios: también permite tocar otros palos del ámbito deportivo y ejercer en otros frentes.

Entre las salidas profesionales aptas para quienes cuenten con la formación necesaria para ser personal trainer se encuentra ser preparador físico, monitor de gimnasios y centros de fitness o ejercer como entrenador personal por cuenta propia.

A qué dedicarse una vez superado el Curso de Entrenador Personal

Las materias incluidas tanto en el Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte como en los Cursos de Entrenador Personal dan el sustento teórico necesario para conocer las cuestiones relacionadas con el desempeño laboral en múltiples frentes, no solo como personal trainer de manera exclusiva. Por eso, una vez superado el curso es posible dedicarse a otras actividades que no sea únicamente ofrecer pautas y rutinas de entrenamiento personalizadas.

Monitor de musculación y sala fitness

Los cursos de musculación están muy demandados y una de las razones es que existe al mismo tiempo una alta demanda para cubrir los puestos de monitor de musculación de centros de preparación física y gimnasios.

La función concreta de un monitor de musculación es la de asesorar a los usuarios del centro y diseñarles un plan de entrenamiento exclusivo para mejorar su condición física y aumentar su tono muscular.

Además, el papel de un monitor de musculación es fundamental para garantizar que las rutinas de ejercicios se ejecutan correctamente, evitando lesiones durante la realización de los ejercicios y garantizando el bienestar del usuario y la eficacia de los ejercicios realizados.

Monitor de actividades dirigidas

Los monitores de gimnasio habitualmente son monitores de actividades dirigidas, ya que compaginan sus actividades de supervisión y asesoría en el gimnasio con la dirección de actividades grupales. Esto sucede porque la superación de un curso de entrenador personal habilita para dedicarse profesionalmente a ambas labores, y es habitual que estas actividades se lleven a cabo en el mismo espacio.

El papel de un monitor de actividades dirigidas es importante porque se encarga de dirigir el ritmo y la técnica de diferentes sesiones de ejercicios grupales y sus directrices son especialmente importantes para los principiantes en disciplinas tan variopintas como ciclo indoor, yoga, zumba o pilates, entre otras muchas.

Su papel se ha intentado ir sustituyendo por asistentes virtuales para ampliar la disponibilidad horaria de las clases, pero lo cierto es que el nivel de motivación que se alcanza con un monitor físico es mucho mayor, ya que el componente humano juega un papel muy importante al crear un sentimiento de unidad y de conjunto que logra aumentar la motivación al alcanzar los niveles máximos del rendimiento durante las sesiones.

Preparador físico

Una vertiente del entrenamiento personal que en realidad juega en otra liga es la de la preparación física. Un preparador físico realiza una labor bastante similar a la de un entrenador personal, solo que su figura está más relacionada a la formación específica. Por eso, es habitual que un preparador físico trabaje con deportistas de alto nivel o con personas que, por su profesión, necesitan alcanzar un rendimiento determinado y entrenar a su cuerpo dentro de unos límites de tiempo, por lo que se busca la máxima eficacia y el más alto rendimiento en el menor tiempo posible.

La formación específica está encaminada a crear rutinas personalizadas, pero requiere de un profundo conocimiento de cada modalidad deportiva para mantenerse actualizado y crear constantemente nuevos ejercicios que permitan obtener los resultados esperados con una probabilidad de error más baja.

Asesor online

La figura del asesor deportivo online ha estado en auge en los últimos meses desde que el volumen de personas que se decantaran por los servicios de preparación física virtuales creciera exponencialmente conforme avanzaba el año. Un asesor deportivo online es una figura capaz de crear y planificar rutinas de entrenamiento personalizadas, componer un plan de objetivos adaptado -para lo que se requiere una alta flexibilidad a la hora de personalizar cada uno de ellos- y seleccionar los ejercicios más adecuados en función de las necesidades de cada usuario.

Un asesor deportivo virtual también se encarga de adaptar los planes a los materiales de los que disponga cada usuario para crear ejercicios variados en entornos distintos, con el fin de ganar en variedad. A su vez, crear combinaciones de ejercicios para que cada usuario pueda alcanzar las metas propuestas es otra de las funciones de un asesor online, que además puede hacer uso de varios canales de comunicación para facilitar la interacción con el usuario.

Dado que el seguimiento forma parte inherente de un preparador físico, la función de un asesor deportivo virtual también es la de realizar un seguimiento periódico para definir la viabilidad o no del plan y realizar los pertinentes ajustes en caso de que se produzcan cambios en las previsiones o la disponibilidad del usuario.