El psoas es un músculo que se encuentra en la cavidad abdominal y zona anterior del muslo. Tiene una particularidad muy notable que lo distingue del resto de la musculatura del organismo; cuando está relajado se acorta y cuando está trabajando se alarga.

Esto hace que tanto las personas que pasan mucho tiempo sentados, como los que practican ejercicios que exigen mantener el cuerpo en una misma postura durante horas, acaben con el músculo resentido. Un ejemplo de esto último podría ser el ciclismo.

Los estiramientos ayudan a disminuir el dolor que provoca esta peculiaridad. Es más, todos los fisioterapeutas recomiendan acudir a este tipo de ejercicios ante un dolor muscular así. A continuación, explicaremos cómo debes estirar esta parte del cuerpo y qué ejercicios son los más sencillos para practicar en casa.