Realizar rutinas de entrenamiento es una de las prácticas más beneficiosas para el ser humano y su salud. Practicar deporte tiene múltiples beneficios estéticos, mentales y ayudan también a prevenir afecciones cardiovasculares. Sin embargo, la rutina y el tipo de entrenamiento deben adaptarse conforme cumplimos años

  • Practicar ejercicio tiene múltiples beneficios para el cuerpo humano, pero la rutina de entrenamiento semanal debe ser diferente según la edad.
  • En la adolescencia y juventud, nuestro cuerpo está preparado para realizar cualquier actividad de alta intensidad y ganar masa muscular.
  • A partir de los 40, la intensidad de los ejercicios debe reducirse y centrarse en mantener el estado físico y en prevenir futuras enfermedades.

 

Rutinas de entrenamiento a los 20 años

En la década de los 20, el cuerpo –de manera general- está preparado para cualquier actividad de alta intensidad, que requiera una gran resistencia o grandes deportes como baloncesto, fútbol o tenis. El cuerpo está preparado para ganar masa muscular y desarrollar la fuerza, para lo cual es importante ingerir proteínas. Estos ejercicios deben ser acompañados de una buena alimentación.