• Practicar ejercicio tiene múltiples beneficios para el cuerpo humano, pero la rutina debe ser diferente según la edad
  • En la adolescencia y juventud, nuestro cuerpo está preparado para realizar cualquier actividad de alta intensidad y ganar masa muscular
  • A partir de los 40, la intensidad de los ejercicios debe reducirse y centrarse en mantener el estado físico y en prevenir futuras enfermedades

Realizar ejercicio físico es una de las actividades más beneficiosas para el ser humano y su salud. Practicar deporte tiene múltiples beneficios estéticos, mentales y ayudan también a prevenir afecciones cardiovasculares. Sin embargo, la rutina y el tipo de entrenamiento deben adaptarse conforme cumplimos años.

Rutinas de entrenamiento a los 20 años

En la década de los 20, el cuerpo –de manera general- está preparado para cualquier actividad de alta intensidad, que requiera una gran resistencia o grandes deportes como baloncesto, fútbol o tenis. El cuerpo está preparado para ganar masa muscular y desarrollar la fuerza, para lo cual es importante ingerir proteínas. Estos ejercicios deben ser acompañados de una buena alimentación.

Durante esta edad los tiempos de reacción y de recuperación son más cortos, por lo que se pueden realizar entrenamientos más intensos e incorporar la periodización- la división del ejercicio en ciclos progresivos- al régimen de entrenamiento, con el objetivo de optimizar el rendimiento y, por ejemplo, hipertrofiar.

 

Rutinas de entrenamiento a los 30 años

Pasados los 30, el cuerpo comienza a deteriorarse y cada vez cuesta más tiempo recuperarse de los entrenamientos intensivos, por lo que es importante mantener la fuerza y la salud cardiovascular para ralentizar este declive. El objetivo en esta edad es mantener el corazón, pulmones y músculos esqueléticos para soportar el ajetreo diario, lo que se puede lograr con entrenamiento mixtos -cardiovasculares y de resistencia-, cortos y sostenidos.

Rutinas de entrenamiento a los 40 años

El principio del declive físico comienza en la década de los 40. Pasada esta edad, el metabolismo se comienza a ralentizar como consecuencia de algunas hormonas anabólicas como la testosterona, un periodo en el que el hombre tiene menos capacidad para quemar grasa y ganar masa muscular.

Los ejercicios que aumentan la resistencia son la mejor alternativa para optimizar la quema de calorías y contrarrestar la acumulación de grasa. Otros ejercicios como un entrenamiento de levantamiento de peso y actividades como correr o hacer Pilates ayudarán a mantenerte en forma.

Rutinas de entrenamiento a los 50 años

Pasados los 50, se puede practicar actividades de fuerza dos veces a la semana para mantener la masa muscular aunque en esta década la fuerza y el cardio van de la mano, pudiendo realizar actividades de carga de peso o caminar. Hay algunas actividades como el yoga o el taichí, perfectos para mantener la elasticidad, la agilidad y el equilibrio.

Rutinas de entrenamiento a los 60 años

A partir de los 60, la actividad física tiende a disminuir con la edad, por lo que debe procurar mantenerse activo y tratar de romper la tendencia con actividades cardiovasculares como pasear a paso ligero, practicar deportes acuáticos como el aquaeróbic y otros de flexibilidad y fuerza.  

Webgrafía y Bibliografía

  1.       Broderick, J (24 de enero de 2019). ¿Qué ejercicio es el más adecuado en cada etapa de la vida? The Conversation. https://theconversation.com/que-ejercicio-es-el-mas-adecuado-en-cada-etapa-de-la-vida-110210
  2.       BusinessInsider (11 de octubre de 2020). Este es el entrenamiento más efectivo y adecuado en función de la edad que tengas. Business Insider. https://www.businessinsider.es/entrenamiento-efectivo-funcion-edad-tengas-733097
  3.       Esquire (21 de junio de 2018).  Rutina de ejercicio según edad. Esquire Latinoamérica. https://www.esquirelat.com/fitness/tu-rutina-ejercicio-segun-tu-edad/