Las flexiones son un tipo de ejercicio físico que se incluyen en la mayoría de rutinas de entrenamientos. Ayudan a trabajar diferentes zonas del cuerpo, y son aptas tanto para personas que se están iniciando con sus entrenamientos, como para personas más avanzadas.

A continuación, clasificaremos los diferentes tipos de flexiones en función de la zona en que se enfocan. Es decir, aquella que se ejercita y fortalece mientras se practica el ejercicio. Distinguiremos entre flexiones de pecho, brazo y espalda.

 

Tipos de flexiones y músculos que trabajan

Además de la cantidad de grupos musculares que es posible entrenar con ellas, las flexiones son ejercicios que influyen de forma favorable en nuestra salud cardiovascular, corrigen posturas, mejoran el equilibrio y ayudan a prevenir lesiones.

Por todo ello, es un ejercicio recomendado por la mayoría de entrenadores. Pero…¿qué tipos de flexiones hay y para qué sirven cada uno?

Tipo de flexiones: Pecho

Si hablamos de tipos de flexiones de pecho, debemos mencionar a músculos como los deltoides, pectorales, cuádriceps, tríceps, o los glúteos. Para que estos trabajen de forma correcta, es importante seguir pautas como las siguientes:

  • Mantener la cabeza recta y no forzar el cuello evitando, así, dañar las cervicales.
  • Mantener espalda y glúteos en línea recta para trabajar los músculos implicados.
  • Controlar el movimiento al bajar para no dejar caer todo tu peso de golpe.
  • Fíjate en que tus codos formen un ángulo de 90o en cada bajada.
  • En cada movimiento, mantén el abdomen fuerte trabajando cada grupo muscular.

Tipo de flexiones: Brazo y bíceps

Antes de mencionar algunos tips sobre flexiones de brazo, veamos qué músculos son los que se trabajan con ellas. De manera general, podemos decir que son:

  • Deltoides
  • Pectorales
  • Serrato anterior
  • Tríceps
  • Bíceps
  • Infraespinoso

Cuando la apertura del ejercicio es cerrada, estamos trabajando el tríceps, el pectoral y el infraespinoso. Y, cuando es abierta, nos enfocamos más en el deltoides anterior y el serrato.

Para hacer flexiones de brazo es fundamental estirarlos, colocarlos a la altura de los hombros y doblar los codos en cada movimiento.

Los tipos de flexiones de bíceps son diferentes. En este caso, las manos deben colocarse más atrás y permanecer giradas para activar este músculo. Debes saber que la presión sobre los deltoides y las muñecas será mucho mayor.

Tipos de flexiones: Espalda

Estos tipos de flexiones son los que se hacen en posición supina. Lo cierto es que son una variante de las flexiones de brazos, pero ayudan enormemente a fortalecer la espalda.

La posición supina es aquella que se adopta al apoyar la espalda en el suelo y la mirada hacia arriba. Las rodillas deben estar flexionadas y los pies apoyados en el suelo. Los brazos irán colocados a ambos lados, de forma perpendicular al cuerpo y los codos flexionados 90o mientras las manos apuntan hacia arriba.

En esa postura, basta con empujar con los codos para levantar los hombros y la espalda del suelo. Repetir este movimiento te ayudará a realizar este tipo de flexiones de espalda.

Sin duda, añadir estos ejercicios a tu entrenamiento, será clave para fortalecer gran parte de tu cuerpo. Prácticamente trabajan todo el tren superior y en algunos casos se podría incluso añadir algún movimiento para trabajar las piernas.

Sea como sea, esperamos que conocer los tipos de flexiones y los músculos que trabajan te sea útil y te sirva para mejorar tus entrenamientos.

 

Webgrafía y Bibliografía

  1. 1. Gottau, G (5 de enero de 2015). Flexiones en posición supina, un buen ejercicio para tu espalda
  2. Hernández, L (12 de febrero de 2021). Las mejores formas de hacer flexiones de pecho
  3. Calvo, B (16 de junio de 2020) Qué músculos trabajan las flexiones
  4. Álvarez, C (25 de abril de 2022). ¿Cómo hacer flexiones para fortalecer bíceps?