La L-arginina es un aminoácido que se puede tomar de manera natural a través de determinados alimentos y también de manera artificial como suplemento. En cualquier caso, estimula la producción de proteínas y la correcta circulación de nuestro cuerpo.

Volviendo al inicio, es preciso aclarar que la L-arginina se encuentra en carnes rojas, pescado, aves y lácteos. A continuación, mencionaremos sus propiedades y beneficios más relevantes.