• Los aminoácidos se dividen en esenciales, no esenciales y condicionales
  • Su función principal es la de formar proteínas con múltiples propiedades en el cuerpo humano
  • En lo relativo al ejercicio, su cualidad principal es la de suministrar energía al organismo cuando las reservas de grasa se agotan

Los aminoácidos son moléculas que se unen en cadena para formar proteínas. Se dice que los aminoácidos y proteínas son los pilares fundamentales de la vida. En el organismo existen más de 200, aunque de éstos solo 20 son importantes para mantener un estado saludable. Existen tres clasificaciones de aminoácidos.

En primer lugar, nos encontramos con los aminoácidos esenciales, que son treonina, triptófano, histidina, leucina, isoleucina, fenilalanina, valina, lisina y metionina –estos dos últimos crean la L-carnitina-. Su característica es que éstos no pueden ser generados por el cuerpo humano y, por consiguiente, se pueden encontrar en los alimentos.

Por otro lado están los no esenciales, que sí son producidos por nuestro cuerpo y que son; asparagina, ácido aspártico, alanina, arginina, cisteína, glicina, prolina, ácido glutámico, glutamina, serina y tirosina. La última clasificación corresponde a los condicionales, que solo son esenciales en momentos de enfermedad o estrés, y son; glutamina, tirosina, arginina, cisteína, glicina, prolina, ornitina, y serina.

Aminoácidos: ¿Para qué sirven?

BANNER NUTRICIÓN

Las funciones de los aminoácidos son múltiples:

  • Regulan distintos procesos biológicos que tienen lugar en el cuerpo humano.
  • Forman proteínas que sirven de soporte estructural y dan propiedades elásticas a los tejidos.
  • Pueden transportar moléculas y crear proteínas involucradas en la contracción muscular.

En lo referente al rendimiento deportivo, destacan los aminoácidos ramificados o BCAAs (Branched Chain Aminoacids), formados por valina, leucina e isoleucina –esenciales, por lo que deben ser aportados por la dieta-.

La cualidad principal de estos aminoácidos, es suministrar energía al organismo cuando se gastan las provisiones de grasas. Y, por tanto, es preciso deponer las proteínas para conseguir energía química. Esto ocurre principalmente en los deportes aeróbicos de larga duración o de alta intensidad sobre grupos musculares concretos, cuando descienden los depósitos musculares de glucógeno y el organismo utiliza las proteínas.

Además, los BCAAs se han asociado también con la ganancia y la recuperación de masa muscular, ya que estos dan un aumento de la hormona de crecimiento, lo que disminuye el daño muscular. También mejora el sistema inmune, al promover un aumento de glutamina en sangre. Y se cree que puede disminuir la fatiga muscular al limitar con el consumo de estos aminoácidos el incremento de serotonina, aunque los últimos estudios no han arrojado luz sobre esta cuestión.

Muchos deportistas optan por ingerir algunos aminoácidos o las proteínas que la unión de algunos de ellos forman, como es el caso de la l-carnitina. Se suelen tomar en forma de cápsulas o líquidos dentro, por ejemplo, de los batidos proteicos, media hora antes del ejercicio o en la media hora posterior si se busca una correcta recuperación muscular.

 

Webgrafía y Bibliografía

  1.       Carpintero, A (1 de febrero de 2022). Aminoácidos: Qué son, cómo funcionan y cuándo tomarlos. Nutriciónyfarmacia.es. https://nutricionyfarmacia.es/blog/nutricion/proteinas/aminoacidos/
  2.       Carreira, M (2 de enero de 2021). Aminoácidos y rendimiento deportivo. Salud Mapfre. https://www.salud.mapfre.es/cuerpo-y-mente/deporte-y-salud/aminoacidos-y-rendimiento-deportivo/
  3.       MedlinePlus (s.f) Aminoácidos. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002222.htm